17 septiembre 2013

Kiko Argüello pide a 2.500 jóvenes reunidos en Murcia vocaciones para evangelizar Asia

A tiempo y a destiempo. El verano también es una ocasión propicia para evangelizar y celebrar importantes encuentros en los que animar a los jóvenes a llevar el kerigma a todo el que lo necesite. Una muestra de ello fue la reciente Jornada Mundial de la Juventud en Río de Janeiro o el tradicional Meeting de Rímini de Comunión y Liberación. 

Apenas un mes después de la JMJ y con la resaca aún viva de esos días, los iniciadores del Camino Neocatecumenal, Kiko Argüello y Carmen Hernández, han querido sellar de nuevo todo lo allí recibido. Para ello invitaron a cientos de jóvenes a un encuentro en la localidad murciana de San Pedro del Pinatar. Muchos de estos jóvenes sí pudieron desplazarse hasta Brasil para acompañar al Papa, pero otros no pudieron acudir, por lo que tuvieron que seguir los acontecimientos a través de los medios de comunicación. De esta forma también fueron participes del multitudinario encuentro vocacional que el Camino celebró un día después del regreso del Papa Francisco a Roma. 

El Centro de Convenciones RioCentro acogió a unos 55.000 miembros del Camino llegados de todo el mundo, lo que desbordó las previsiones de la organización. El encuentro fue televisado por varios canales de televisión para Brasil y el resto de América, incluyendo todo EEUU, España e Italia y para todo el mundo a través de internet. 

Como es habitual, fueron miles los jóvenes que respondieron a la llamada vocacional que cierra este tipo de encuentros: 3.000 chicos y 2.000 chicas.

Rezar el rosario todos los días
La Iglesia de la Santísima Trinidad de San Pedro del Pinatar acogió el multitudinario encuentro en el que Argüello solicitó también jóvenes para acudir en misión a Asia.Respondieron 19 chicos y 19 chicas. Cabe recordar que desde hace algún tiempo, el Camino Neocatecumenal ha puesto “el punto de mira” de la Nueva Evangelización en Asia.

En la JMJ de Madrid Kiko habló de la necesidad de 20.000 sacerdotes para China y la llamada vocacional que se efectuó fue para ello; en Río se pidieron jóvenes para el sacerdocio y la vida consagrada para todo Asia. 

Por otro lado, el iniciador del Camino también pidió jóvenes que recen el rosario todos los días por las “missio ad gentes” presentes en algunos países del continente asiático. Desde hace algunos años, uno de los frutos más importantes de esta iniciación de formación en la fe son estas “missio ad gentes”, presentes ya en los cinco continentes y de las que habla ampliamente Argüello en su libro “El kerigma, en las chabolas con los pobres”, publicado recientemente por BuenasLetras.
No es la primera vez que los iniciadores del Camino piden rezar a los jóvenes el rosario cada día por este tipo de evangelización entre los más secularizados de la sociedad. Desde hace algunos años, el Camino realiza encuentros en los que los jóvenes muestran su disponibilidad para rezar cada día por ellas. Así, hay grupos principalmente en España e Italia, pero también en EEUU, que rezan por las “missio ad gentes” todos los días y que cada año renuevan el deseo de continuar haciéndolo. 

Una localidad con un gran retablo pictóricoTampoco es la primera vez que los iniciadores del Camino convocan a un encuentro en esta pequeña población de Murcia. Normalmente, cada verano, tiene lugar una reunión similar en la parroquia de la Santísima Trinidad, donde en 2005 Kiko realizó un enorme retablo de 11 por 18 metros en el que varios frescos presentan algunos momentos fundamentales de la vida de Cristo y de todo cristiano.

http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=30868